¿Por qué deberías contratar un abogado en materia de robos?

Los robos son un delito muy común a lo largo de los Estados Unidos. Las estadísticas revelan que California es uno de los estados con mayores índices de robos. En años recientes, varias ciudades californianas han visto cómo proliferan los asaltos a mano armada, especialmente con armas blancas y armas de fuego. Si has sido acusado de cometer un robo, deberías considerar contratar un abogado especialista en materia de robos. En Abogados de Accidentes Ahora, contamos con un equipo altamente capacitado de profesionales del litigio que conocen toda la jurisprudencia en materia de robos. Uno de nuestros especialistas podrá asesorarte en todo lo relacionado a la defensa de una persona acusada de robo.

El robo es un tipo de delito punible (o felony act) que podemos definir como sustraer la propiedad de otra persona mediante el uso de la fuerza. También suele ocurrir que el acto de robar involucre el uso de fuerza no física, como por ejemplo la intimidación o la amenaza psicológica. En estos casos, también se trata de un robo y no de un simple hurto. Si el robo se comete con un arma de fuego o con otro tipo de armas, puede que constituya un atraco armado, el cual acarrea una pena mucho mayor. Es importante que no confundas el crimen del robo con el de hurto (o burglary), que no necesariamente implica el uso de violencia y puede resultar en penas menos severas.

Examinemos a continuación cuáles son los factores más importantes a la hora de una defensa por una acusación de robo.

¿Por qué es importante conocer los factores que caracterizan el tipo penal del robo?

En EEUU, la definición penal de lo que caracteriza al robo varía según la jurisdicción de cada estado. Sin embargo, la mayoría de los ordenamientos jurídicos tienen una definición más o menos común: el robo es un delito en el que una persona sustrae la propiedad personal de otra de su posesión o en su presencia, yendo en contra de su voluntad, por medio de la fuerza, la intimidación, la violencia, o la amenaza del uso de la fuerza.

Hay varios factores que ayudan a determinar la severidad del castigo procesal contra las personas acusadas de robo. Estas varían según el grado del robo cometido, ya que puede haber casos de robo en el que no se haya infligido heridas o en el que no se haya hecho gran uso de la violencia. En este caso, el robo probablemente será una felonía de segundo grado. Por otro lado, el robo puede ser un delito de primer grado si la persona que ejecuta el atraco hace uso de armas peligrosas y lleva a cabo el crimen infligiendo a la víctima severas lesiones. Otra posibilidad de que el robo sea de primer grado consiste en que el atracador intente cobrar la vida de la persona mientras ejecuta el delito. Si una persona pierde la vida en la ejecución del delito, incluso si el atracador no tenía la intención de matarla, se trataría entonces de un robo de primer grado.

Hay otros elementos que pueden agravar la severidad del castigo, tales como:

  • Uso de un arma de fuego o arma blanca
  • Registro de antecedentes penales
  • Que el atracador esté en libertad condicional
  • Si la víctima resulta herida o pierde la vida
  • Si la propiedad de la víctima fue robada
  • El sitio en donde se cometió el delito
  • La identidad de la víctima
  • El número de cómplices, así como de choferes de escape

Algunas de las consecuencias más comunes de este tipo delictivo son: la condena de cárcel, que puede ser desde un año hasta la cadena perpetua, según los factores relevantes; la libertad condicional; o libertad bajo fianza. Esto varía según la jurisdicción del condado o ciudad en el estado de California. Sin embargo, si el delito es considerado como un robo de primer grado por el juez, entonces las penas serán las más severas.

¿Cómo defender exitosamente un caso de robo?

Casi todos los estados de los EEUU consideran que el robo es uno de los crímenes más serios. Por esta razón, suelen reservar algunas de las penas más grandes para este tipo delictivo. En cada acusación criminal, el fiscal tiene el deber de demostrar que el acusado ha cometido el crimen sin que exista la duda razonable. Todos los elementos del tipo delictivo deben ser demostrados por la fiscalía; del mismo modo, el acusado tendrá la posibilidad de responder a cada acusación con una defensa afirmativa. Sin embargo, esta deberá ser llevada a cabo por su representante legal.

Hay varios alegatos que un abogado puede presentar para defender exitosamente una acusación penal de robo. Por ejemplo: la falta de evidencia suficiente para condenar a una persona por el tipo de delictivo. Del mismo modo, si se demuestra que el atracador estaba intoxicado mientras llevaba a cabo el delito, es posible que esto reduzca o aumente la pena según las circunstancias del hecho. Es posible que el acusado consiga una pena reducida si, a pesar del uso de violencia, logra demostrar que la propiedad robada era la suya.

Si has sido acusado de robo, es imperativo que contactes a un abogado para que te informes bien sobre lo que deberás hacer durante el proceso. Además, es fundamental que tu representante legal te recuerde que, aun siendo acusado de haber cometido un robo, dispones de derechos inalienables que deben ser respetados. 

Todos somos inocentes hasta demostrarse lo contrario. Por esta razón, tu representante legal deberá estar dedicado día y noche a la tarea de que el proceso jurídico demuestre tu inocencia. De lo contrario, logrará que recibas la menor pena posible de acuerdo con la tipología del crimen cometido.

En Abogados de Accidentes Ahora, disponemos de un equipo altamente competente de profesionales del litigio que se especializan en materia de robos. Nuestros abogados podrán asesorarte en todo lo vinculado al tipo criminal de los robos. Si has sido acusado de uno, no dudes en contactar a uno de nuestros litigadores y solicitar rápidamente una defensa.